Para diseñar su vestidor debe pensar en el esqueleto y luego cubrirlo. Existen tipos de distribuciones repetitivas, como puede ser parte alta y baja completa de accesorios para cuelgue de ropa y contemplar módulos laterales para los llamados complementos. Pero lo mejor de este 'mueble' es que será único y personal.

Ante todo no habrá nada que hacer sin un buen perchero. De esta manera la ropa colocada con esmero puede quedar al aire. 

1. Las medidas.

La tendencia en vestidores es pedir cada vez modelos más anchos, según nuestros expertos, pero aún así, debe contar con un fondo de armario mínimo de 55 cm y una anchura de 90 cm. Es más cómodo ordenar de derecha a izquierda, si no siempre se puede disponer en varias líneas de atrás hacia delante.

Todo debe ser combinado con agilidad en alturas y tamaños. De hecho una de las mejores opciones aprovecha toda la altura del cuarto, incluso por encima y debajo de los colgadores. Lo aconsejable es que la altura máxima sea de 1,80 m y, en cualquier caso, tanto a dicha altura como a niveles superiores, se dediquen a prendas de poco uso o de otras temporadas.

2. Detalles que hacen grande su vestidor.

Lo que configura un buen vestidor son el valor decorativo, la practicidad y el buen acceso a toda la distribución. Ésta se hará por medio de cajones, estanterías y baldas. 

Se suelen dejar al aire, pero si quiere cerrar los compartimentos sin poner puertas puede usar cajas, más sencillas o lujosas.

Por suerte, hay elementos abatibles que permitirán el ahorro de espacio, como los pantaloneros, los zapateros que van escondidos, o incluso pequeñas tablas de planchar para vestir impecable. También pueden serlo los bancos para sentarse al vestirse. Si el espacio es grande las opciones son ilimitadas, aunque bastará con una banqueta. Para un conjunto genial se puede poner una alfombra mullida.

3. Luces y espacios.

El deseo general es que la luz sea natural, pero esto no siempre es posible y habrá que acondicionar focos adecuados: disponga varios, que estén cerca entre sí, dirigidos hacia la ropa, y evite las sombras.

Aproveche las esquinas para poner los percheros y pantaloneros o coloque un espejo de pie, es útil y agranda el vestidor. No obstante, para lograr espacio, no hay que cerrar el vestidor con ninguna puerta y si se hace que estas sean correderas o plegables. 

Para reforzar, esa sensación use muebles en blancos o colores suaves que aligerará el complejo. El material más apreciado es la madera, en calidades nobles, pero según los especialistas en armarios y vestidores, la melamina combinada con aluminio, telas, papel decorativo e, incluso la piel, toman cada vez más posición en el interior del vestidor.

A partir de estos consejos puede comenzar a diseñar su propio vestidor, todo lo demás déjelo en nuestras manos.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted